Corte Suprema, despido, Empleador, Estudio Villanueva, juicio laboral, Mauricio Macri, principio de gratuidad laboral, reforma laboral, trabajador

¿Debe ser gratuito el reclamo laboral?

La ley de contrato de trabajo consagra el “principio de gratuidad laboral”. Esto significa que el trabajador no debe pagar gastos por iniciar un juicio o reclamo laboral a su empleador, ya sea por despido o accidente laboral. Tal es el caso, que incluso el telegrama que se envía a través del Correo Argentino es gratuito para el trabajador.

La base legal de la gratuidad en los procedimientos se encuentra en el artículo 14 bis de la Constitución nacional, donde establece que “el trabajo en sus diversas formas, gozará de la protección de las leyes…”. Asimismo tanto el trabajo como el acceso a la Justicia son derechos humanos que no se pueden afectar, de acuerdo al Pacto de San José de Costa Rica, por lo que solicitar costos para su acceso implican una vulneración a los derechos.

Ahora bien, en los últimos tiempos, en Argentina hubo un fuerte crecimiento de juicios laborales de trabajadores contra sus empleadores. Debido a este hecho, diversas cámaras empresariales comenzaron a reclamar una ley que desaliente  los pedidos judiciales, ya que manifiestan que al ser de  acceso gratuito, muchas veces el trabajador presenta peticiones con escasos fundamentos o montos exagerados.

Incluso, en varias ocasiones las empresas terminan pagando parte de las costas, aún en el caso en que que el juicio a favorable para ellas. En este sentido, los  empresarios consideran que con estos precedentes se estimula la litigiosidad.

En la misma línea, Presidente Mauricio Macri quien a través de una columna publicada en el diario cordobés “El Puntual”, cuestionó  “la mafia de los juicios laborales” ya que considera que perjudican a las pequeñas y medianas empresas y, de forma indirecta, a los trabajadores porque muchas veces las empresas se ven obligadas a cerrar sus puertas debido a las demandas.

El debate sobre este tema volvió a tomar trascendencia cuando, a mediados de este año, la Corte Suprema de Justicia resolvió a través de un fallo que, cuando un trabajador pierde la demanda – por su culpa-, debe pagar todos los gastos ocasionado por ese juicio en concepto de honorarios profesionales, tanto de abogados como de peritos que hayan intervenido.

Por otro lado, tanto el gobierno como el sector empresarial, miraron con interés la reforma laboral aprobada en Brasil donde uno de los aspectos a resaltar son los cambios en las condiciones para los litigios laborales. Allí, se establece que el litigante (el trabajador) deberá pagar los gastos del juicio si pierde, a menos que pruebe la imposibilidad de costear una demanda para acceder a la justicia.

Analizar una reforma del principio de gratuidad, es un debate que recién comienza pero que ya está en agenda.

¿Vos que pensás?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s